Icono del sitio Damas y Reyes

La cara C del Festival de León

Vishy Anand y Jaime Santos, en el magistral de León. Foto: Luque

Vishy Anand y Jaime Santos, en el magistral de León. Foto: Luque

Comparte la noticia

Javier Pérez Llera, árbitro internacional, responde al artículo publicado en Damas y Reyes, una ‘contracrónica’ sobre el torneo Magistral de León que se planteó como un texto con claro tono humorístico. No obstante, respetamos el derecho del aludido a corregir los datos que considera equivocados, a aportar su versión de lo ocurrido e incluso a enfadarse

Lo que sigue es su carta, íntegra, sin más cambios que algunas correcciones ortográficas.

Existe un viejo aforismo que dice que «nunca dejes que la realidad te estropee una buena historia». El articulo ‘La cara B del Festival de León’ que has publicado en Damas y Reyes es un magnifico ejemplo de que este aforismo sigue plenamente vigente.

Javier Pérez Llera, árbitro internacional del Magistral de León y autor de estas líneas

El redactor de este artículo incurre en una serie de errores que desvirtúan sus ‘conclusiones’. A lo largo de mi carrera como arbitro (cumpliré 30 años como Árbitro Internacional en unos pocos meses) he arbitrado, si las cuentas no me fallan, a 7 jugadores que han sido Campeones Mundiales, a aproximadamente un centenar de jugadores de muy alto nivel (de 2700 para arriba) y a varios centenares de GM. Igualmente, he sido árbitro en una decena de torneos de muy alto nivel (más de 2650 de media) y en varios Campeonatos Mundiales y Continentales muy diversos.

Suponer que me pongo nervioso en una partida como la que indica el comentarista parece demasiado suponer, pero si le quedara alguna duda, le insto a que pregunte a cualquiera de los compañeros que han arbitrado conmigo en cualquier torneo, que podrán dar fe de mi comportamiento en esas situaciones mejor que yo mismo.

Por otra parte, el comentarista indica que «el arbitro (…) ha colocado los reyes al revés». Esto solo demuestra un significativo (¿o debería decir supino?) desconocimiento de cómo funcionan los tableros electrónicos.

Cómo se colocan los reyes

Voy a intentar explicarlo, esperando que el articulista pueda aprender algo. Para fijar cualquier resultado en dichos tableros, deben colocarse los reyes en las casillas e4-e5-d4-d5, de tal manera que si los Reyes están en casillas del mismo color, el jugador de ese color “gana” y si son de diferente color el resultado es “tablas”. Cuál sea el rey que esté colocado en un lado u otro es absolutamente irrelevante. Esto lo sabe cualquier árbitro medianamente formado o cualquier ‘retransmisor’ de partidas.

Evidentemente, cuando marco ese resultado en la partida indicada, sé exactamente lo que estoy haciendo y ese resultado se transmite automáticamente (y como tal aparece en los monitores y se anuncia oficialmente). Para que no quepa la menor duda, te incluyo una captura de la retransmision, con el resultado fijado…….. Por tanto, a pesar del comentario del redactor, resulta claro que los comentaristas conocían este resultado (otra cosa es que puedan creer que he cometido un error o que la posición de Anand fuera ganadora).

Captura de pantalla de la retransmisión de la final entre Topalov y Anand

Finalmente, aclarar los comentarios sobre el resultado. Gracias a mi experiencia como árbitro en torneos de alto nivel, conozco que estos jugadores realmente no ofrecen tablas de manera verbal (o lo hacen en muy pocos casos), bastando la mayoría de las veces con mirarse entre ellos y realizar algún gesto que viene a significar la oferta de tablas. En este caso particular, yo pensaba que la posición del GM Anand era posiblemente ganadora, por lo que pregunté el resultado para no cometer errores, incluso sabiendo que cualquiera de esos dos resultados daba la victoria al GM Anand en el ‘match’ completo. El jugador indio me indicó que eran tablas y ese fue el resultado que se fijó en la partida.

Finalmente, contestando a la (retórica) pregunta del redactor sobre cómo debe producirse la declaración de abandono, me permito transcribirle el articulo que regula dicha declaración y los comentarios de la Comisión de Árbitros de la FIDE.

Art. 5.1.2   The game is won by the player whose opponent declares he resigns. This
immediately ends the game.
A player may resign in a number of different ways:
– stopping the clock
– announcing his resignation
– knocking over his king
– reaching out his hand to the opponent
– signing the score sheets, and so on.
All of these possibilities are capable of being misinterpreted. Therefore, the situation has to be clarified.
At the end of a game the arbiter should ensure that both scoresheets show the same result.

Comments (FIDE Arbiters Manual 2022)

Es decir, en román paladino, el árbitro debe asegurase del resultado… Pues eso hice, asegurarme de que el resultado era el correcto.

Con respecto al resto de las opiniones del redactor….. pues eso, son opiniones, por lo que prefiero abstenerme de dar mi opinión…..

Nota del autor de la primera crónica:

Nada que objetar a los aspectos técnicos y reglamentarios indicados por Javier. Mis errores quedan de manifiesto, y la única (pobre) excusa que puedo poner es que escribí con poco tiempo y no investigué adecuadamente esos puntos.

Habría preferido un tono más desenfadado por su parte, teniendo en cuenta que mi artículo claramente lo era, que nos conocemos desde mucho antes de que él fuera Árbitro Internacional, y que en León nos reímos juntos un buen rato. Pero, ahora que lo pienso, precisamente porque lo conozco desde hace tanto, también en esperar eso me equivoqué.

José Fernando Blanco

Nueva respuesta de Javier Pérez Llera

En primer lugar, aclarar a los lectores que efectivamente, JF y yo (podría incluir a Federico también) nos conocemos hace más años de los que ambos querríamos reconocer :). De hecho, hemos jugado juntos (en alguna ocasión) en el mismo equipo, si mi memoria no me falla. Igualmente, estoy de acuerdo (totalmente) en que en León nos reímos un rato juntos, incluso en mas de una ocasión.

Dicho esto, lo de que tu artículo era claramente desenfadado no lo tengo yo del todo claro, ya ves. Solo he leído criticas, mas  o menos sutiles, pero no he visto nada que de lejos sea algo positivo. Y el remate es que cuando hay algo que puede parecer polémico, se personaliza en la actitud del árbitro (o eso parece). Solo aclarar que, cuando actúo como árbitro, no tengo amigos, tengo partidas, jugadores y circunstancias. La única manera que conozco de (tratar de) ser totalmente objetivo es hacerlo así. Fuera de la sala de juego podemos tomarnos las cervezas que quieras —menos, que ya estoy mayor— o lo que sea, pero en la sala de juego, intento ser lo más exacto posible (el error siempre está al acecho de ser cometido, no hay que olvidarlo) sin ‘conocer’ a nadie. Puede que no te guste, pero es lo que hay.

También intento aprender de mis errores y asumirlos, llegado el caso.  En este torneo los he tenido, como es habitual, y los anoto, para intentar evitarlos (siempre digo que si alguna vez tengo un torneo sin errores, me voy a retirar, porque no podré mejorar nunca).

Respecto a tus errores de apreciación, no tengo nada que discutir y creo que te honra reconocerlo. Gracias por ello.

Por lo demás, espero que el dueño de Damas y Reyes, el redactor y yo mismo podamos tomarnos unas cervezas juntos y reírnos de esta mini-polémica.

Un abrazo

Javier

La foto de arriba es de Luque


Antes de marcharte, te quiero pedir un favor

Únete gratis a Damas y Reyes

Salir de la versión móvil